Campaña electoral y prohibiciones


proceso electoral, partidos políticos, campaña electoral, proselitismo político, propaganda electoral, campaña electoral anticipada

Canvas Logo

El término campaña electoral hace referencia a ese conjunto de actividades organizativas y comunicativas realizadas por los distintos candidatos y partidos políticos, cuyo propósito es la captación de los votos de la ciudadanía. Estas actividades se encuentran sujetas a una serie de normas y pautas de actuación que deben garantizar la igualdad de condiciones para los competidores, así como la transparencia del proceso electoral y la neutralidad de los poderes públicos en el proceso (IIDH, 2017). Naturalmente, ese conjunto de actividades que llevan a cabo los contendientes de una elección se rige dentro de un marco normativo previamente establecido y puede suceder únicamente durante un plazo predeterminado (como una fase del proceso electoral); mismo que suele concluir poco antes de la celebración de los comicios. De no cumplirse con la normativa electoral, en lo que a los tiempos y prohibiciones de campaña respecta, la autoridad electoral debe sancionar, según lo establecido en la misma normativa, al partido o candidato transgresor (IDEA, 2007).

Canvas Logo

Proselitismo y propaganda política

Toda campaña electoral comprende algunos aspectos básicos que definen las acciones que pueden suceder dentro de la misma y su naturaleza política. Por una parte se encuentran las acciones de proselitismo político, mismas que contemplan todas las actividades que busquen adherir militantes para la causa política, en este caso partido político, mientras que, por la otra parte, se encuentra la comunicación masiva desarrollada tanto a través de los medios tradicionales como de las redes sociales; catalogado como propaganda política (Lauga & García, 2007). El proselitismo tiende a manifestarse como un momento de contacto más próximo y directo entre los potenciales candidatos y los electores, ya que contempla actividades como mítines políticos, asambleas públicas, actividades en plazas públicas, entre otras. Por su parte, la emisión de los mensajes políticos masivos a través de los distintos medios de comunicación, si bien permite la recepción de muchos más electores que las actividades de proselitismo, la comunicación suele ser un tanto impersonal y pueden llegar a pasar desapercibidas en la saturación de información por los medios de comunicación (Lauga & García, 2007).

Canvas Logo

Campaña electoral anticipada

Los partidos políticos funcionan de forma casi permanente a través de acciones de carácter proselitista; entre mítines, asambleas, y demás actividades que pretenden conseguir adherentes a la causa. Sin embargo, pareciera ser que las actividades más valoradas por los mismos partidos son aquellas relacionadas con la propaganda y campaña política, debido a que se encuentra en juego la redistribución del poder político (Lauga & García, 2007). De ahí que a veces los mismos partidos puedan llegar a correr el riesgo de transgredir esa delgada línea entre el proselitismo y la propaganda política; no permitida de manera extemporánea a la campaña electoral.

Las distintas actividades que se emprenden con la intención de influir en las preferencias políticas de los ciudadanos para inclinarse por futuras opciones políticas, fuera del plazo establecido por la legislación electoral, es lo que se cataloga como campaña electoral anticipada. Los plazos permitidos para realizar campaña o propaganda electoral varían según los distintos países; en algunos inicia al realizarse la convocatoria oficial a las elecciones mientras que en otros se permite únicamente durante una temporalidad definida explícitamente por la ley electoral. En cualquier caso, todo tipo de campaña electoral anticipada se encuentra prohibida y debe ser sancionada por la autoridad electoral pertinente, en aras de garantizar la equidad e igualdad de oportunidades para los distintos partidos y candidatos en los comicios electorales (IIDH, 2017).

Canvas Logo

Reformas 2015

Una de esas reformas particulares contempló la prohibición de todo tipo de campaña en época no electoral, delimitando nuevamente la frontera entre las actividades de proselitismo político y la campaña electoral. Además, la reforma creó dos nuevas unidades dentro de la autoridad electoral, lo que le permitió al TSE monitorear y, en algunos casos, sancionar por faltas relacionadas a financiamiento electoral y medios de comunicación (campaña electoral anticipada).

Para conocer más sobre esas recientes disposiciones y reglamentaciones sobre la propaganda electoral, así como la delimitación de actividades permitidas de proselitismo político ingresa a: http://semaforoelectoral.gt/

Conclusión


De no cumplirse con la normativa electoral, en lo que a los tiempos y prohibiciones de campaña respecta, la autoridad electoral debe sancionar, según lo establecido en la misma normativa, al partido o candidato transgresor (IDEA, 2007).